10 consejos para conducir en coche por Malta

A continuación, os brindo una serie de consejos (con un punto jocoso e irreverente) para que vuestra conducción por Malta (y Gozo) sea soportable y no sobrevenga en llamada a la grúa. Para hacer vuestra lectura (si cabe) más amena, los consejos se acompañan de algunas fotos que tomé en el viaje.

Ventana de Azure - Azure Window - Malta

1.- No conduzcas. Vete en autobús o andando o en patinete pero no conduzcas. Repito, no conduzcas. Hay otras opciones. ¿Has pensado en alquilar un taxi para recorrer la isla? Igual es un poco caro pero te merecerá la pena ¿Y un caballo? Si ves a un perro súbete pero no conduzcas.

Bien, lógicamente, mi primer consejo es una pequeña broma. Para mi, alquilar un coche es la mejor fórmula para conocer un país, sea Malta, Canadá o Senegal. Te ofrece una libertad y comodidad insuperables. Así que, sí, conduce por Malta. Pero con mucho cuidado.

Vista panorámica de la capital de Malta, La Valletta.

2.- ¿Has conducido alguna vez por la izquierda? ¿Si? ¿No? Si ya lo has hecho, convendrás conmigo que no es sencillo y es, como mínimo, incómodo. Si no lo has hecho, prepárate, porque vas a tener unas cuantas anécdotas que contar a tus amigos. Es cierto que en medio mundo (o más) se conduce por la izquierda (debido, probablemente, a que nuestros colegas británicos colonizaron tres cuartas partes del globo terráqueo y poseen la curiosa costumbre de hacer todo al revés). Yo ya lo había hecho en Nueva Zelanda, entre otros países.

puerta de Vittoriosa, Malta.

3.- Haz el favor de alquilar o llevar un GPS. No vayas de listillo y pienses que te vas a poder mover y orientar por tu cuenta. En otras partes del mundo, sin duda, es posible, pero Malta es otra historia. Si consigues recorrerte la isla sin GPS, contáctame: este blog te invita a una caña.

puerto pesquero, Marsaxlokk.

4.- ¿Conoces el término inglés “roundabout”? Bien, pues si no lo conoces, acomoda tus oídos, porque vas a oírlo en tu GPS 4.200 veces. ¿Qué significa? Rotonda. Y en Malta hay más rotondas que calles, más rotondas que carreteras.

5.- No cometas el error que cometí yo. Coge un coche con cambio de marchas automático. A no ser que quieras cambiar de marchas en el aire o, en lugar de en la palanca de cambios, en la lata de Coca-Cola que lleves junto al freno de mano. A mi me gusta conducir cambiando las marchas y pensé (equivocadamente) que cambiar las marchas a la izquierda no sería mayor problema. Pues bien estoy casi seguro que toqué más veces la lata de Coca-Cola que la palanca de cambios.

playa rocosa, Smilla, Malta.

6.- Vete despacio. Primero porque te la puedes pegar. Segundo porque te pueden multar (los límites de velocidad son, en la mayoría de la isla, de 80 km/h en las carreteras y 50 km/h en las zonas urbanas). Además, las carreteras maltesas son, en buena parte, caminos de cabras asfaltados con más agujeros que un queso de gruyere. Eso las peores. Las mejores digamos que no están en un óptimo estado.

Iglesia, Vittoriosa, Malta.

7.- En Malta nunca vas a saber en qué ciudad o pueblo estás. ¿Por qué? Pues porque la señalización es escasa y confusa. ¿Consejo? Jamás te fíes de los carteles. Confía en tu GPS. Además los nombres están algunos en inglés, otros en árabe y otros en italiano. Un galimatías. Recuerdo parar el coche para confirmar con una amable abuelita local: ¿es esto Vittoriosa? No. Es Cospicua. En fin que no dimos una.

Costa maltesa, cerca de la ventana de Azure, Azure Window, Malta.

8.- Siempre que puedas coge una autopista. Bueno, hay un pequeño inconveniente. En Malta no hay autopistas. Malta pertenece a la Unión Europea y, al ser una isla tan pequeña, se me pasó por la cabeza pensar que estaría bien comunicada y con buenas autovías y autopistas. Craso error. Desconozco en qué invertirá el gobierno maltés pero, desde luego, no en carreteras.

9.- Opta por un seguro a todo riesgo. Es más caro pero es lo más seguro y, en el caso de Malta, lo más recomendable. Yo lo cogí y no me arrepiento por haber pagado un poco más (además, en nuestro caso, viajamos con niños). Nosotros alquilamos un coche de Avis (a mi me daba más confianza porque es una multinacional que funciona bien y yo con ella había tenido siempre un trato más que correcto). Sin embargo, ví por Internet (y luego lo comprobé en la isla) que Goldcar es más barato y ofrecían mejores coches. Luego habría que ver en caso de incidente cómo funciona su servicio de atención al cliente. De modo que lo de Goldcar no es un consejo, es una apreciación subjetiva y personal.

Costa de Malta, cerca de la ventana de Azure Window, la ventana de Azure.

10.- Si tienes coche de alquiler y vas a la isla de Gozo, vete en Ferry. Puedes meter el coche en el Ferry. Es un trayecto de unos 25 minutos que se hace corto y agradable. A la isla de Comino (Malta tiene tres islas: Malta, Gozo y Comino) no se puede ir en ferry con tu coche. Sólo en barco o lancha rápida. Abajo podéis ver un video de Youtube grabado por mi mismo en el Ferry de Malta a Gozo.

P.D: Un consejo de regalo. Los autobuseros malteses son psicokillers al volante. Conducen mal y son peligrosos. Si ves un autobús aléjate. Manténte a una distancia mínima de 50 metros. Uno de ellos (con cara de bulldog cabreado) me levantó el dedo con una agresividad delirante por ir despacio y pararme a preguntar a un local. ¿Qué hice yo? Allá donde fueres, haz lo que vieres.

Malta Public Transport - Autobús transporte público de Malta.

 

11 Comments

  • Wow que sitio tan lindo. Me encantan las fotos.

    • Javier dice:

      Gracias. Malta es una isla con mucho encanto, con varios sitios realmente de postal. Si algún día tienes la oportunidad te recomendaría dedicarle una semana. Un abrazo.

  • Jo dice:

    Me ha encantado tu entrada! He disfrutado como una enana. Llevo alrededor de 9 años visitando a la suegra en Malta y doy fe de que todo lo que dices es real realísimo!! A mi, un autobusero me dejó en la parada que me tocaba sin parar el autobús del todo. Vamos, que tuve que saltar del bus en movimiento y tirarme a la calle como pude porque se pasaba. Gracias por compartir tus sabios consejos.

    • Me alegra oir eso porque es cierto que puede parecer un poco exagerado pero, detrás del tono jocoso con que está escrito, creo que casi todo tiene gran parecido con la realidad. Así que, jajaja, me alegro de que pienses igual. Por otra parte, tener la suegra en Malta es una maravilla. A mi me encantó y mis niñas siempre que les preguntan dónde quieren ir, dicen que a Malta. Saludos.

  • Muchas gracias por tu comentario, Josep María. Lo cierto es que nuestras aventuras en coche por Malta nos hicieron reír mucho, pasar algo de miedo y tener momentos inolvidables. Mi mujer y yo aún nos reímos al recordarlo. De modo que mucho cuidado y mucha diversión. Os animo, por otra parte, de corazón, a visitar Malta. Una isla diminuta, un grano de arena en el Mediterráneo, pero plagada de historia, cultura, y sorpresas. Hay muchos sitios que ver. Planificar bien lo que os interesa pero siempre dejar espacio a la improvisación. Ah y si veis al autobusero darle recuerdos de mi parte. Un abrazo desde Madrid.

  • Antonio dice:

    Llevo conduciendo por aquí dos años y sí que al principio es complicado, en un par de días te acostumbras, a lo que no me acostumbro es a lo mal que conducen los malteses, y sí los conductores de autobuses y taxistas son literalmente Psicokillers. Por cierto ahora la empresa encargada de gestionarlos es Alsa.

  • veronica dice:

    Acabo de venir de Malta, y es tal cual lo has descrito.
    Estaba al Norte de la Isla y tenía que coger el coche todos los días..qué tensión por Dios! era como jugar a la ruleta rusa…a ver si qué me encuentro hoy…esas carreteras de cabras, sin arcenes, sin guardarailes, comiendo algún bordillo que otro ya que no habíamos conducido nunca por la izquierda y si a todo esto le sumamos los psicòpatas de conductores malteses y además que el GPS habla constantemente de triq (calle en spanish) que no encuentras señalizados por ningún lado..un caos…o tienes sentido de la orientación o mejor dicho, sentido común, o de repente apareces en unos caminos de cabras en medio de la nada como si fueras el único superviviente en la isla, de un solo carril, eso sí de doble sentido sin visibilidad alguna de si viene de frente un psicópata conductor o lo que sea…pues eso…tensión absoluta! así que como dices, si vais a Malta, un chófer es la mejor opción, o bien la bici o lo del perro ;-)))
    fan de tu blog. un saludo.

    • jajaja…Me alegra comprobar Verónica que mis observaciones no eran meras fabulaciones mías sino que se corresponden a una realidad demostrable. Para nosotros fue una aventura que ahora recordamos con cariño y nos reímos de dichos recuerdos pero, en su momento, nos llevamos más de un cabreo y pequeña desesperación. Sea como sea, soy de los que pienso que este tipo de cosas es la sal y pimienta de los viajes. Gracias por tus comentarios. Esperemos que algún funcionario maltés lea nuestras apreciaciones y proponga una reforma integral de las carreteras de Malta, jajaja. Un abrazo Verónica.

  • ¡Buenos consejos! Nosotros también nos aventuramos a alquilar un coche en Malta, llámanos locos, y al principio se hace rarísimo conducir por la izquierda aunque al final te acostumbras. Eso sí, el primer día estuvimos 5 minutos conduciendo en sentido contrario hasta que nos dimos cuenta!!

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *