La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Me acerqué con prudencia y pregunté:

– ¿En qué año se abrió esta bodega?.

– En 1900 contestó, impasible, el bodeguero.

Acto seguido añadió:

– ¿Te parece?

Asentí con la cabeza.

Y concluyó:

– Pues en 1900.

Tras fijar, de mútuo acuerdo, la fecha de apertura de la bodega, me pedí un vino.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

El cartel reza “Bodega del Niño. Patrimonio del Bierzo”.

Si alzas la vista se ve una bandera blanca. Esta antigua tradición, cada vez menos frecuente, proviene de cuando en las casas particulares se ponía a la venta vino cosechero.

Se podría traducir por “en ésta bodega se vende vino y está abierta al público”.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

En aquellos tiempos la gente se juntaba en las bodegas y allí hablaba de lo divino y de lo humano. Eran un punto de reunión, de confluencia, de jolgorio.

Secretos, confesiones y chascarrillos se regaban con vino clarete.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

En nuestros tiempos, cada vez quedan menos y llegará el día (si no ha llegado ya) en que sean una curiosa reliquia en peligro de extinción.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Pero volvamos al presente.

Se escucha música clásica de fondo. Un gato vagabundea entre las cubas de roble y el mostrador.

Unos peregrinos italianos charlan sobre las vicisitudes y sinsabores del camino (El Camino de Santiago pasa por la puerta de la Bodega del Niño).

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

En las paredes y en las cubas hay carteles de películas como Cabaret, Senderos de Gloria o La insoportable levedad del ser.

El vino y el séptimo arte siempre han sido buenos amigos.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

He leído, a posteriori, que también está el cartel de la película “El filandón” del cineasta del Bierzo Chema Sarmiento, en la que sale el escritor leonés Luis Mateo Díez, pero reconozco que yo no lo vi (agudizaré la vista en mi próxima visita).

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Detrás del mostrador el bodeguero ejerce su glorioso oficio: sirve vasos de vino que luego lava a mano.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Puedes ver carteles de fiestas o eventos de Cacabelos, cerezas en aguardiente o una pata de jamón.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

El vino, corto, dorito o mosto se cobra a 0,40 euros.

Sin duda, los precios son populares.

Cuando alguien deja una propina, el bodeguero toca una pequeña campana.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

En Cacabelos al vaso pequeño de Coca-Cola se le llama dorito. El nombre se debe a Heliodoro Ordás, un mítico personaje de Cacabelos, ya fallecido, que cambió el alcohol por los cortos de Coca-Cola. En su honor, aún hoy día, la gente pide doritos.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

En una de las cubas está enmarcado un artículo de José Antonio Balboa de Paz sobre la Bodega del Niño, publicado en 2009 en el Diario de León.

Recomiendo, fervorosamente, su lectura http://bit.ly/1Gh4sPV.

El conocido pintor, nacido en Cacabelos, José Carralero,  es un habitual de la Bodega del Niño.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Poco más puedo decir.

Hay que ir a Cacabelos y tomarse allí un vino.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

Espero que la Bodega del Niño no cierre nunca.

La Bodega del Niño en Cacabelos (El Bierzo. León)

O, en el peor de los casos, se transforme en museo.

6 Comments

  • txetxu lopez garcia de galdeano dice:

    Meritorio darle la importancia que merece la bodega del niño, patrimonio de los lugares donde se esta agusto como un arbusto , como lugar que se precie de visita de peregrinos, algunos hablando raro han puesto también un cartel anunciando que también se habla idiomas por señas , GUAPAMENTE.

    • Javier Castaño dice:

      A los lugares como la Bodega del Niño, que es patrimonio del Bierzo y patrimonio de todos, hay que darle la importancia que se merece (que es toda). Así que estoy muy de acuerdo contigo. Es un lugar donde te sientes cómodo desde el primer momento. Esperemos que vaya cada vez más gente a la bodega y adquieran todavía mas fama de la que ya tiene.

      Gracias por tu comentario y un abrazo fuerte.

      Nos vemos, algún día, en la bodega del Niño.

  • mochilero dice:

    Genial. Un sitio al que iremos si o si cuando pasemos por alli.

  • Vinos dice:

    Hola, soy Rolando de bodegasyvinos.info y me gustaría comentaros que he tenido la oportunidad de visitar Bodega del Niño y la pasé fantástico. Disfruté mucho de sus instalaciones y de sus buenos vinos. Realmente un patrimonico arquitectónico y cultural que no debemos permitir que se pierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.