El Castillo de Chillon en Veytaux (Suiza)

Castillo de Chillón en Veytaux, Suiza.

El Castillo de Chillon está a orillas del Lago Ginebra o Lago Lemán, entre Montreux y Villenueve, dentro de la comuna de Veytaux. Tiene una altura de 25 metros y es un relevante puesto defensivo desde la Edad de Bronce. Está ubicado de forma estratégica, en el cruce de caminos que lleva a  Alemania, Francia e Italia. Es monumento histórico de Suiza.

Si metes en un cocktail Edad Media, Suiza y romanticismo, te sale el Castillo de Chillon. Una imponente masa de piedra cincelada por batallas y siglos.

Un ejemplo perfecto de la arquitectura feudal. Su presencia es fastuosa: junto al imponente Lago Ginebra y sobre un islote rocoso.

Castillo de Chillón entre ramajes de árbol

Es el castillo mejor conservado de Suiza y, me atrevería a decir, que uno de los mejores conservados del mundo.

Tejados Castillo de Chillon, Veytaux, Suiza.

Se accede al mismo a través de un puente levadizo y, una vez dentro, todo evoca a la Edad Media. De hecho, es una forma práctica de saber algunas cosas del estilo de vida de la época (como, por ejemplo, y no es broma, cómo eran las letrinas en la Edad Media y cómo hacían sus necesidades nuestros antepasados medievales).

Interior Castillo de Chillón

Su ubicación era estratégica, tanto a nivel comercial como militar. Un punto clave en el complicado ajedrez que jugaban lo que hoy es Alemania, Francia e Italia.

Fue ocupado durante decenas de años por la Casa de los Saboya para pasar, después, a mano de los berneses.

Castillo de Chillón y barandilla

EL ROMANTICISMO

Ya en el siglo XIX el Castillo de Chillon fué rescatado por el espíritu romántico. Era, y sigue siendo, una reliquia fácil de cubrir de niebla, leyendas y misticismo. Atrajo a muchos artistas y escritores como Flaubert, Rousseau o Lord Byron.

Este último se inspiró en la historia de un saboyano rebelde que estuvo en la prisión del castillo, para escribir “El prisionero de Chillon”, obra que alcanzó, un notable éxito en su época.

Victor Hugo sentenció: “Chillon es un macizo de torres sobre un macizo de rocas”. Y, es difícil, lanzar una frase que resuma, mejor y más rápido, la esencia del castillo.

 Así que (mejor) ni lo intento.

9 Comments

  • Pero qué lugar más bonito!!!! … lo pasé de largo cuando estuve en Suiza pero porque desconocía!!! … qué envidia me das!.

    Abrazos.

    • Javier dice:

      jajaja….pues para el próximo viaje a Suiza. La verdad es que es un lugar que merece la pena visitar. Ahora tienes una excusa perfecta para visitar el Castillo de Chillon. Gracias por tu comentario y un saludo cordial.

    • SARA PATRICIA TORRES VERGARA dice:

      ESTUVE AHÍ Y ES UN LUGAR MAJESTUOSO, COMO SI ESTUVIERAS EN LA EPOCA. FUE UN MOMENTO MAGICO DE MI VIDA.

  • Javier dice:

    Grazie mille.

  • evelyn ugalde dice:

    Como me recomiendas llegar a ese castillo,estaré tres días en Suiza, ahora en octubre 2015, cual será la forma más barata y cómoda de llegar, somos 5 amigos, gracias y seguiré visitando tus viajes

    • Javier dice:

      Hola Evelyn. Yo cogí un vuelo hasta Ginebra, allí alquilamos un coche y fuí bordeando todo el Lago Ginebra, visitando lugares como Nyon, Morges o Montreux. El Castillo de Chillon está a orillas del Lago Ginebra, pasado Montreux. La visita merece la pena porque está fantásticamente conservado. Hasta Octubre os queda mucho tiempo para planificar el viaje. Yo cogería un vuelo barato a cualquier ciudad Suiza de ida, alquilaría un coche para recorrer el país y saldría por otra ciudad a la vuelta (o puedes ir y salir de la misma ciudad si es más barato). Espero haberte ayudado. Un saludo cordial.

  • Ni idea de su existencia pero por las fotos que cuelgas tiene una pinta fantástica, cuando vuelva a Suiza hago por visitarlo, saludos viajeros.

    • Javier dice:

      Pues sí Raúl, desde luego, la visita merece la pena. Está muy bien conservado con lo cual te haces una idea de cómo se hacían determinadas cosas en la Edad Media. Te imaginas perfectamente cómo eran las estancias y cómo las habitaban. En cierto sentido, es como un pequeño viaje en el tiempo (al que hay que echarle imaginación, claro). Gracias por tu comentario y enhorabuena por tu blog por cierto (le he echado un vistazo). Un abrazo fuerte y vuelve al blog cuando quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.