12 cosas que ver y hacer en Helsinki

Helsinki es una ciudad moderna, atractiva y de diseño. La capital de Finlandia combina la solemnidad y la grandiosidad rusa con el minimalismo y el pragmatismo finlandés. Es una urbe por la que es fácil pasear y caminar despreocupadamente. La mayoría de los principales sitios para visitar están en el centro y se pueden ver andando. No es necesario coger ningún tipo de transporte. Hay otros como el monumento a Sibelius que están más alejados (aunque no son grandes distancias) y sólo para ir a la isla de Suomenlinna habría que coger un barco o ferry. Nosotros lo vimos todo en 2 días, 48 horas, pero puedes verlo en un sólo día, 24 horas (aunque es posible que acabes algo cansado). Dicho esto, aquí va nuestra:

Lista de las 12 cosas que ver, visitar y hacer en Helsinki:

1.- Mercado del Puerto (Kauppatori): También conocido como la Plaza del Mercado. Es un ajetreado y vibrante mercado al aire libre donde puedes encontrar mil cosas relacionadas con Finlandia. Hay puestos de fruta fresca como fresas, cerezas o frambuesas (nosotros compramos fresas salvajes que estaban riquísimas). También se vende pescado ahumado y pescado seco (son típicos los arenques). Puedes encontrar, igualmente, puestos con artículos de piel de reno como sombreros, abrigos o guantes. Por último hay una gran variedad de puestos que venden desde flores a souvenirs típicos. El mayor encanto del mercado radica en su ambiente festivo y desenfadado. Es un placer pedirte algo y sentarte en alguna de las mesas de los puestos a ver desfilar a la gente y a ver llegar y salir los barcos y ferrys del puerto. Es el sitio de Helsinki en el que más tiempo pasamos y, probablemente, también el sitio que más nos gustó.

Mercado del Puerto (Kauppatori)

Mercado del Puerto (Kauppatori)

2.-  El Antiguo Mercado (Vanha Kauppahalli): Este “mercado viejo” se sitúa muy cerca del mercado del puerto. Está compuesto de pequeños y elegantes puestos con las especialidades típicas finlandesas (decenas de diferentes tipos de salmón, por ejemplo), así como comidas típicas de otros países, entre ellos España (en uno ellos vendían chorizo a un precio prohibitivo). Si os apetece beber y comer algo dentro del antiguo mercado os recomiendo un sitio que se llama Story. Puedes estar en su local de dentro o en la terraza de fuera. Todo tiene, eso sí, precios nórdicos. El antiguo mercado está abierto de lunes a sábados de 08:00 a 18:00 horas.

No hay que confundir el Mercado del Puerto y el Antiguo Mercado. El primero es un espacio al aire libre lleno de puestecillos con todo tipo de productos y alimentos relacionados con Finlandia, mientras que el antiguo mercado es un edifico cerrado en el cual hay pequeñas tiendas con comida y alimentación finlandesa principalmente.

El Antiguo Mercado (Vanha Kauppahalli)

Productos típicos finlandeses

3.- Plaza del Senado: La plaza del Senado es la gran plaza pública, el Foro, el Ágora de Helsinki. Se llama así porque en ella residía, antiguamente, el senado de la ciudad (el mismo edificio es, actualmente, la sede del gobierno). La plaza está rodeada de emplazamientos históricos como el edificio principal de la Universidad de Helsinki, el Museo de la Ciudad o la Casa Sederholm, una de las más antiguas de Finlandia. En el centro de la plaza se encuentra la estatua del zar ruso Alejandro II. La plaza es uno de los principales atractivos de Helsinki y siempre está llena de turistas. Mis niñas empezaron a jugar con las abundantes palomas como si estuvieran en el Parque de El Retiro de Madrid. Una de ellas alcanzó -en unos pocos minutos- un desaforado cariño por nuestra bolsa de patatas y al irnos nos acompañó durante un buen trecho. La plaza ha sido escenario de películas enmarcadas en la Guerra Fría como Gorky Park, Reds o White Nights.

Plaza del Senado y estatua del zar ruso Alejandro II

4.- Catedral Luterana Tuomiokirkko: En lo alto de la Plaza del Senado se alza la Catedral Luterana Tuomiokirkko, construida en honor al zar ruso Nicolas I (de hecho hasta la independencia de Finlandia en 1917 fue conocida como la Iglesia de San Nicolás). Es de estilo neoclásico y se edificó en el XIX. Su arquitecto fue Carl Engel (el mismo que diseñó la plaza al estilo de las grandes plazas de San Petersburgo). Destaca por su inmaculado blanco y sus cúpulas verdes. Su interior es de gran sobriedad (como en la mayoría de las iglesias luteranas). Es quizás el edificio más representativo de Helsinki, el que identifica en el mundo a la ciudad. La catedral abre de lunes a domingo, de 09:00 a 18:00 horas -y en verano cierra a las 00:00 horas-. La entrada es gratuita.

Catedral Luterana Tuomiokirkko, quizás el edificio más emblemático y representativo de Helsinki

5.- Catedral Ortodoxa Uspenski: Es la iglesia ortodoxa más grande de toda Europa occidental. Es conocida también como la “catedral roja” debido a su característico ladrillo rojo. Fue construida en el siglo XIX por un arquitecto ruso. Tiene 13 cúpulas que representan a Jesús y los 12 apóstoles. En su interior destacan sus numerosos iconos. Representa la influencia rusa en Helsinki ya que la capital de Finlandia fue gran ducado ruso durante algo más de un siglo (anteriormente había formado parte de Suecia). Mis niñas se lo pasaron muy bien subiendo y bajando por el pequeño montículo sobre el cual se asienta la iglesia. La entrada es gratuita. Cierra los lunes. De martes a viernes abre de 09:30 a 19:00 horas, los sábados de 10:00 a 15:00 horas y los domingos de 12:00 a 15:00 horas.

Catedral Ortodoxa Uspenski

Catedral Ortodoxa Uspenski

6.- El pequeño Puente de los Enamorados: Está cerca de la Catedral Uspenski (nosotros lo vimos de camino a la misma). Es un pequeño puente en el que los enamorados han ido dejando los candados que representan su unión. En los aledaños hay terrazas y restaurantes con bonitas vistas al puerto. Muy recomendable tomarse una cerveza, un vino o un refresco en alguno de ellos. Mis niñas hicieron un montón de preguntas de por qué estaban ahí esos candados y qué significaban. Les llamó mucho la atención.

Puente de los enamorados

7.- La Avenida Esplanadi y Esplanadparken: La avenida Esplanadi es la vía más famosa de todo Helsinki. En los laterales hay elegantes edificios clásicos, restaurantes, hoteles y tiendas de diseño (todo ello con unos precios nada módicos). En el centro de la avenida está Esplanadparken, un precioso parque donde nosotros aprovechamos para tomarnos un helado, relajarnos y ver a artistas y músicos callejeros. En Verano hay conciertos al aire libre y en cuanto salen unos pocos rayos de sol decenas de finlandeses se sientan en sus bancos y hacen incluso picnic en el césped. También se organizan actos como festivales de cerveza o de café. Mis hijas intentaron intercambiar algunas palabras con un pequeño artista que estaba tocando la trompeta para ganarse unas monedas pero, al final, la comunicación fue inexistente. No fue más allá de un intercambio de miradas y una exaltación mútua de timidez.

Avenida Esplanadi

Esplanadparken

8. Estación central Rautatientori: En un artículo de la BBC fue elegida como una de las 10 estaciones de tren más bellas del mundo. Fue construida en estilo modernista. Desde la estación central salen tanto trenes de cercanías como trenes de larga distacia (nosotros, por ejemplo, usamos la estación para ir a Tampere). Es el edificio más visitado de Finlandia (se calcula que más de 200.000 pasajeros al día de media). A mi, no sé porqué, se me antojaba como el edificio de una película antigua de ciencia-ficción, estilo Metrópolis de Fritz Lang.

Estación central Rautatientori

9.- La Iglesia de la Roca (Temppeliaukio): Esta iglesia fue excavada directamente en la roca. Está ubicada en el centro de Helsinki. Inicialmente fue pensada para ser cuatro veces más grande pero se redujo por motivos de presupuesto. La luz natural entra por el techo acristalado de la iglesia (tiene más de 150 cristales). Se inauguró en 1969 y fue diseñada por los hermanos Suomalainen. Es una iglesia luterana y se utiliza para conciertos de forma habitual debido a su fantástica acústica. Tiene dos plantas. Recomiendo subir a la segunda planta y ver, desde arriba, las vistas de toda la Iglesia. Los horarios son: de junio a agosto, de lunes a sábado, de 10:00 a 17:45 horas y los domingos a partir de las 11:45 horas. El resto del año, cierra a las 17:00 en lugar de a las 17:45 horas.

La Iglesia de la Roca (Temppeliaukio)

La Iglesia de la Roca (Temppeliaukio)

La Iglesia de la Roca (Temppeliaukio)

La Iglesia de la Roca (Temppeliaukio)

10.- El Ateljee Bar en la azotea del Hotel Torni: El histórico Hotel Torni pertenece a la famosa cadena finlandesa Sokos Hotel. Torni en finés significa torre. Fue durante muchos años el edificio más alto de toda Finlandia. Está en el distrito del diseño. Es conocido por sus cócteles y por que sus baños gozan de las mejores vistas de todo Helsinki (imprescindible beber mucho para, después, ir a probarlos). Como curiosidad durante la II Guerra Mundial el hotel fue la base de operaciones de los corresponsales extranjeros en Finlandia. Tenía que haberme pedido un cóctel especialidad de la casa pero acabé pidiéndome una cerveza. La próxima vez que vaya me pido el cóctel más elaborado que hagan. El bar abre de 14:00 horas a 02:00 de la mañana. Está en la calle Yrjönkatu 26.

Hotel Torni

Vistas desde la terraza del Ateljee Bar

11.- El Monumento a Sibelius: Jean Sibelius fue un famoso compositor finlandés. Se le reconoce como el mejor músico finés de todos los tiempos. Es un símbolo patriótico en su país y, junto con Gustav Mahler, uno de los grandes sinfonistas del siglo XX. El monumento está ubicado en el Parque Sibelius. Se inauguró en 1967. Pesa 24 toneladas. Como curiosidad existe una versión más pequeña del monumento en la sede de la UNESCO en París. La entrada es gratuita. Está en un parque abierto  a todos los públicos.

Monumento a Jean Sibelius

Monumento a Jean Sibelius

Detalle del monumento a Jean Sibelius

12.- Isla de Suomenlinna: Esta isla-fortaleza (que se encuentra a unos 15 minutos en ferry desde Helsinki) se construyó con la finalidad de defender la capital de Finlandia de los ataques rusos. Fue construida por los suecos para frenar el imperialismo ruso (cosa que no consiguió pues Rusia invadió Finlandia y tomo la isla, sin que se derramara una gota de sangre). Salen varios ferrys a diario desde la plaza del mercado. En 1973 el ejército abandonó la isla. Una cosa curiosa -que encantó a mis hijas- es que puedes visitar (pagando) un submarino por dentro. Suomenlinna fue declarada Patrimionio Universal por la UNESCO y es reconocida como una de las fortalezas más impresionantes del Mar Báltico. En la oficina de información pide un mapa porque la isla es grande. Es un buen lugar para hacer un picnic o pasear de forma despreocupada. Puedes pasar una mañana o, incluso, un día entero.

La Isla-fortaleza de Suomenlinna

La Fortaleza de Suomenlinna

Submarino en la isla de Suomenlinna

OTRAS RECOMENDACIONES

Otras cosas que puedes ver en Helsinki son, entre otras muchas: el SkyWheel de Helsinki (desde donde verás unas vistas excepcionales de la ciudad), el Museo Nacional de Finlandia (que te mostrará la historia de Finlandia desde la prehistoria hasta la actualidad) o la Sauna Kotiharju (que se abrió hace más de 70 años y es una sauna típica finlandesa).

Helsinki es una pequeña ciudad que te da múltiples opciones.

Nosotros estuvimos muy cómodos en Helsinki. Todo nos pareció fácil, sin complicaciones. Y (lo más importante de todo) es que mi mujer (Bea), mis pequeñas blogueritas (Alba y Sara) y yo, nos lo pasamos realmente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *