El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Más de doscientas cabezas de Buda observándote con una mirada relajada, tranquila, beatífica. Moles de piedra que transmiten serenidad. Quizás eso es lo que mejor recuerdo del Templo de Bayon. Esa sensación de paz ante un conjunto impactante, fastuoso.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

El Templo de Bayon es uno de los templos más representativos de Angkor, una antigua ciudad sagrada, que fue epicentro del Imperio Khmer, en Camboya.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Bayon está constituido por 54 torres con multitud de caras sonrientes que miran hacia los cuatro puntos cardinales.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Las caras no son todas iguales. Hay diferentes miradas, diferentes sonrisas. Cada una tiene su matiz. Este matiz, a veces, proviene del deterioro de la propia piedra.

Cada rostro es un puzzle imposible de piezas.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

El Templo de Bayon fue construido en el siglo XII por Jayavarman VII, el rey que abandonó el hinduismo y se convirtió al budismo.

Esta especie de Napoleón asiático llevó al Imperio Khmer a su máxima extensión.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Camboya, la antigua Kampuchea, albergó una de las civilizaciones más poderosas de la antigüedad.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

En Bayon, la gente se perdía, se desperdigaba entre las caras. Algunos pintaban, otros contemplaban y otros se quedaban en silencio. Todos ellos, eso sí, con sus ojos bien abiertos.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

El Templo de Bayon es (como no podía ser de otro modo) patrimonio de la humanidad de la UNESCO.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

El Templo (y todo Angkor) pasó siglos enterrado, oculto, en la selva camboyana. No se sabe a ciencia cierta la fecha de su abandono.

El Imperio Khmer fue perdiendo esplendor de forma progresiva, hasta que la selva se lo tragó, lo devoró, lo hizo suyo.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Fue un botánico francés, de nombre Henri Mouhot, quien, en la segunda mitad del siglo XIX descubrió las ruinas de la esplendorosa Angkor.

Descubrir como concepto occidental. No había nada que descubrir. La población local llevaba siglos conviviendo con aquellos templos semiderruidos.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Angkor es un complejo arqueológico inabarcable.

A unos kilómetros de la ciudad antigua está Siem Reap, la ciudad nueva, el entramado de hoteles, tiendas y restaurantes que se ha construido para que puedan dormir, comprar y comer los miles de turistas que visitan, a diario, la capital del imperio khmer.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

CAMBOYA Y POL POT

Mientras descansábamos, nuestro guía nos contó, como Pol Pot y su ejército de jemeres rojos, habían asesinado a varios miembros de su familia y habían diezmado la población camboyana.

Camboya es un país que acaba de salir de una horrible pesadilla que duró decenios.

Cuando paseas por sus pueblos, lo notas. Están resurgiendo, cual ave fénix, de sus propias cenizas.

El Templo de Bayon en Angkor (Camboya)

Bayon, Angkor, Siem reap, Camboya. Con fotos no basta. Con vídeos no basta. Con leer un post como este, no basta.

Hay que ir allí y verlo con tus propios ojos.

7 Comments

  • Salvador Gutierrez dice:

    El complejo de templos de Angkor es sin duda uno de los conjuntos monumentales más espectaculares del mundo, y Bayon uno de sus hitos destacables. Cuantos decorados de cartón piedra de parques de atracciones se inspiran en Bayon??

    • Javier dice:

      Qué razón llevas Salvador!!! monumental y espectacular son dos adjetivos que le van como anillo al dedo y, sí, efectivamente, hay muchos decorados de cartón piedra que se han inspirado en Bayon. Gracias por tu comentario y un abrazo fuerte.

  • El Mundo Con Ella dice:

    Has realizado una entrada muy armoniosa entre el texto y las fotografías (realmente bellas). Especialmente bonita, la fotografía encuadrada desde la ventana. Te felicito.
    http://www.elmundoconella.blogspot.com.es

    • Javier dice:

      Mil gracias compañera. Da gusto oir comentarios positivos como el tuyo. Me gusta la fotografía y en todos mis posts intento cuidar, especialmente, las fotos que acompañan al texto. En el caso del Templo de Bayon resta decir que basta con disparar tu cámara para obtener una fotografía increíble, pues el lugar es increíble. He visto en tu blog que también has estado con lo que sabes de lo que hablo. Un abrazo y nos seguimos.

  • me encanto tu relato
    decirte que en pocos dias estaré disfrutando de Angkor y espero cumplir con tus palabras finales, fotos, post relatos no bastan, hay que verlo conn tus propios ojos un abrazo

    • Javier dice:

      Muchas gracias por tu comentario. Me gusta, además, que al artículo o post, le llames “relato”, como si pudiese ser el retazo de una novela. Espero que te guste mucho Angkor, aunque es una apuesta sobre seguro. Si después de visitarlo, escribes algo sobre ello, envíame el link, por favor, para que lo lea. Un abrazo y que vaya todo bien.

  • Priscila Ortega Otañez dice:

    Excelente relato. ¿Qué temporada recomiendas para visitar Camboya?

    De antemano, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.