El Nyhavn: la postal más colorida de Copenhague

Fachadas coloridas del Nyhavn

Fachadas coloridas del Nyhavn

Desde que llegamos a Copenhague estaba ansioso por ver el Nyhavn. Siempre me había atraído poderosamente esa imagen de viejo puerto flanqueado por elegantes y coloridos edificios. Estábamos en semana santa. El cielo era plomizo y, de cuando en cuando, asomaba, de forma tímida, algún rayo de sol. Sin embargo, el día que compramos los tickets para coger un barco con múltiples paradas, entre ellas el Nyhavn, el cielo se abrió y nos dio una pequeña tregua.

Barcos de madera en el muelle de Nyhavn

Barcos de madera en el muelle del Nyhavn

NYHAVN: EL PUERTO NUEVO

Nyhavn significa, literalmente, en danés, puerto nuevo. En realidad es un puerto antiguo que fue revitalizado para el turismo en la década de los sesenta del siglo pasado.

Si hacemos un poco de historia, el puerto fue construido por el rey Christian V (al parecer todo un déspota) en el siglo XVII.

El nombre es difícil de escribir. Es Nyhavn o Nihavn

El nombre es difícil de escribir: Nyhavn o Nihavn

PROSTÍBULOS Y TABERNAS

El puerto se estableció como punto de entrada marítimo a Copenhague y fue durante decenios un próspero puerto comercial al que llegaban barcos con banderas de todos los países del mundo.

En sus días estaba lleno de prostíbulos y tabernas de dudosa reputación. Era donde los marineros gastaban su dinero, mitigaban su aburrimiento y desataban su lujuria, tras meses de duro trabajo en alta mar.

El Nyhavn visto desde un barco en el canal

El Nyhavn desde otra perspectiva: desde un barco en el canal

OCIO DIURNO Y NOCTURNO

Hoy en día, ese paisaje ha sufrido una profunda transformación. Todo el canal está repleto de bares, restaurantes, cafeterías y todo tipo de locales de ocio y gastronomía. Puedes comprar desde unos crêpes a unos churros (que no estaban nada mal la verdad, aunque nada que ver con los castizos churros madrileños). O probar los famosos arenques daneses.

Está en el centro de Copenhague. Se recorre cómodamente a pie. De hecho nosotros hicimos varias excursiones o incursiones por la ciudad que acabaron, ocasionalmente, en el Nyhavn. Es un punto de referencia y, por ende, la postal más típica de Copenhague, aquella que todos llevamos, de un modo u otro, grabada en la cabeza.

Es un sitio perfecto para comer en un buen restaurante, tomarte una cerveza o comprar cualquier cosa y comértela en el muelle con las piernas colgando (que es lo que hace la mayoría de la gente de allí).

Locales y turistas paseando o sentados en las maderas antiguas del muelle

Locales y turistas paseando o sentados en las maderas antiguas del muelle

Nosotros optamos por las dos últimas opciones que he descrito: tomarnos una cerveza (debidamente arropados con sendas mantas que nos proporcionaron en el mismo local) y, también, probar la sensación de estar sentados con los pies colgando del muelle mientras mirábamos el colorido y bullicioso ambiente matinal o el más íntimo y no menos bullicioso ambiente nocturno.

Familia, cervezas y mantas

Familia, cervezas y mantas

HANS CHRISTIAN ANDERSEN

Como curiosidad, el famoso escritor danés Hans Christian Andersen vivió muchos años en el Nyhavn. El autor ha escrito alguno de los cuentos más conocidos de la literatura infantil, como La Sirenita o El Patito feo.

Hace ya muchos años que leí esos cuentos a mis hijas. Ya, apenas, me acuerdo.

Sea como sea, el Nyhavn es, en sí mismo, un pequeño y colorista cuento.

En Nyhavn vivió Hans Cristian Andersen, el conocido escritor danés de cuentos para niños (que hace ya mucho tiempo mis pequeñas blogueritas leyeron)

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Nombre: Nyhavn.
  • Dirección: Nyhavn, 1051, Copenhague.
  • Cómo llegar: En Metro: Kongens Nytorv (M2). A pie: bajando por Strøget.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *